Sevilla FC 3-5 Real Betis. –

En El Postpartido del Tintero te llevamos cada jornada un reflejo de las sensaciones que nos recorren la loca cabeza verdiblanca después de cada encuentro del Real Betis Balompié. Compartiremos con vosotros desde el prisma que hemos visto el partido e intentaremos sacar conclusiones de cada uno de ellos. Todo con nuestra tinta verde sobre papel blanco. Porque para un bético el partido termina cuando comienza el siguiente.

Un día de los grandes de la ciudad para el partido grande, el mejor derbi. Las rachas de los equipos no eran del todo halagüeñas en ambos bandos. Los locales tras un cambio de entrenador y los béticos tras una mejoría desde el Atlético pero que no reflejaba su recompensa en la puntuación clasificatoria, después de haber dejado escapar muchos puntos ante rivales de la zona media.

El encuentro comenzó tal y como acabó, con gol del Betis. La primera jugada es toda una tarjeta de presentación de lo que quería el Betis en el partido. Se vivió un encuentro disputado, con dos formas de interpretar el juego. El empuje, el balón parado y el juego directo y por bandas por parte blanca, y el futbol de posesión que viene realizando el Betis desde principios de temporada. Ese que ha dejado ya una victoria en el Bernabéu. El Betis fue un compendio de fluidez y efectividad en las acciones, tanto en pases como en las llegadas, y de fragilidad en las jugadas de estrategia, tal que los tres goles encajados llegaron de esta forma. La lesión de Barragán trastocó los planes más de lo previsto al ser el único puesto sin recambio en el banquillo. Por ahí sufrió mucho el Betis con un Francis que aprobó pero que el derbi se convirtió en un marrón para él por la papeleta que le tocó.

  Un Betis en inferioridad cae ante un ordenado Valladolid -

En la segunda mitad los verdiblancos ajustan la banda derecha. Pasa a Guardado por fuera y a Boidebouz por dentro, quedando el once más equilibrado. Media hora muy completa del Real Betis llevó a un final de infarto y con un gol para poner la puntilla y redondear el marcador del Betis.

  Logroñés 0 Mallorca 1 -

Las sensaciones del Postpartido.

  • Balón parado. Ha costado demasiados goles y una eliminación copera la mala gestión del balón parado defensivo. Vital en el fútbol actual.
  • Efectividad. El partido se caracterizó por el alto número de goles, equivalente al número de tiros totales. No hubo paradas.
  • Personalidad y ambición. El Betis fue él mismo. Siempre hemos pedido esto. Puede hacerlo siempre, da igual donde. El carácter competitivo de los Guardado, García, Joaquín, Barragán o Feddal da una sensación de salto de calidad y competitividad tremenda.
  • Histórico. Por mucho que quieran hacer ocultar, el triunfo es histórico por la forma, el juego y por hacerlo a domicilio.

Es momento de saborear el triunfo durante toda la semana para la afición (un triunfo así lo merece), y de pensar en el próximo encuentro ante el Leganés para consolidarse en ese grupo de referencia de mitad de tabla para arriba. Partido muy complicado dentro de una semana con una defensa bajo mínimos.

También puedes leerlo en El Tintero Verdiblanco.

-Síguenos en Twitter e Instagram y no te pierdas ningún detalle.

  El Liverpool no pierde el tiempo -

Comparte esto:

Me gusta esto:

Me gustaCargando…

Relacionado

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad